Adasal

Adasal es un club de Karate, fundado en 1987 en Castilleja de la Cuesta, localidad próxima a Sevilla, el club fue fundado por nuestro maestro Gerardo Fernández Zaragoza cinturón negro de Karate Shotokai y Ninjitsu.

Después de una década en Castilleja se decidió el traslado a la localidad de Tomares, donde el club abrió sus puertas un Septiembre de 1998. Han pasado desde entonces generaciones de karatekas, amistades y vivencias…

Gichin_Funakoshi_fundador_karate_moderno

Gichin Funakoshi, fundador del Karate-Do o Karate moderno.

Jigoro_Kano_fundador_judo

Jigoro Kano, fundador del Judo. Arte marcial del cual tomamos técnicas que complementan y enriquecen el Karate.

En Karate Adasal practicamos Karate y Goshin.

El karate es un arte marcial moderno japones o Gendai budo, estas artes marciales inculcan el respeto, la superación, la disciplina y la fortaleza de carácter…valores que hacen forjar el carácter de los mas jóvenes.

Goshin, que significa literalmente en japones «Defensa Personal» es la rama del karate que se encarga del estudio de la defensa personal, añadiendo además técnicas de otros budos japoneses como el Judo o el Aikido.

 

Karateka_adulto

Practicante de la tercera edad.

Pero el karate no es solo para niños y adolescentes…el karate puede sacar lo mejor de nosotros mismos a cualquier edad, además de potenciar un estilo de vida saludable tanto física como psicológicamente, el descubrimiento del karate a edad adulta es para muchos una grata sorpresa, ya que tenemos preconcebido un concepto del Karate algo distorsionado por el cine y la televisión, en el que abundan clichés de violencia y roles machistas, algo que está muy lejos de la realidad.

El descubrimiento del karate a edad adulta es para muchos una grata sorpresa.

En karate es muy difícil ver comportamientos agresivos o violentos por parte de alumnos o padres de alumnos, tampoco veras desilusión por perder ya que la competencia es con uno mismo, algo que produce en nuestro fuero interno una sensación de bienestar cuando alcanzamos la superación debido al progreso técnico y físico gracias a la practica continua.

Escena_de_karate_kid

Fotograma de la pelicula Karate Kid.

Aunque no todo en el cine es negativo y citando a un maestro de cine «Karate da equilibrio, todo en la vida tener equilibrio, todo ser mejor…»  -Pat Morita-

En Karate Adasal, creemos profundamente en el poder del karate para unir a las personas, creando una comunidad sólida y acogedora que se extiende más allá del dojo. Nuestro club es un espacio donde familias enteras encuentran un lugar para crecer, no solo en habilidades marciales, sino en valores que enriquecen la vida: respeto, disciplina, y la importancia de la perseverancia.

Desde los más jóvenes, que inician su viaje descubriendo la diversión y el aprendizaje a través del movimiento, hasta los adultos que buscan mejorar su condición física y mental, Karate Adasal ofrece una experiencia inclusiva y cálida para todos. Priorizamos una enseñanza personalizada, garantizando que cada uno de nuestros miembros, sin importar su edad o nivel, reciba la orientación necesaria para florecer tanto dentro como fuera del dojo.

Nuestras clases están pensadas para ser educativas, estimulantes y, sobre todo, disfrutables. Fomentamos un ambiente positivo donde el aprendizaje conjunto y el espíritu de equipo son la base de cada sesión. En Karate Adasal, honramos la tradición y al mismo tiempo nos esforzamos por innovar, asegurando que nuestra práctica sea siempre actual, accesible y enriquecedora.

Karate Adasal es más que un lugar para aprender karate; es una comunidad donde todos son bienvenidos y donde cada miembro se convierte en parte de una gran familia. Organizamos eventos y actividades que permiten a nuestras familias interactuar y fortalecer vínculos, creando recuerdos duraderos y un sentido de pertenencia inigualable.

Te invitamos a descubrir Karate Adasal, donde cada clase, cada ejercicio y cada momento compartido refleja nuestro compromiso con el crecimiento personal, la salud y el bienestar de nuestra comunidad. Únete a nosotros y forma parte de algo más grande: una familia dedicada a la excelencia, tanto en el arte del karate como en las lecciones de vida que este milenario arte tiene para ofrecernos.

El maestro ya no está entre nosotros, pero el club que tanto le apasionaba sigue adelante con las mismas metas y objetivos: transmitir los valores de amistad, respeto, humildad, superación y disciplina, además de crear hábitos de vida saludables a través del ejercicio y el deporte. Como decía el maestro: «hay que sudar el karategui» o «ser humilde lo primero» y «evita las peleas, pero si te atacan ¡defiéndete como un gato!»…

A nuestro maestro y amigo…Gerardo Fernández Zaragoza✝

Pin It on Pinterest